Familia a full, full time

Escrito por Web Master el . Publicado en Familia

2013-02-08 - Familia a full full timeAcabo de leer el artículo de la mamá colombiana que dejo su trabajo para dedicarse a su familia. Es muy meritorio y no dudo que debe disfrutar muchísimo de su estilo de vida. Sin embargo, el ser ama de casa full time no es el único modo de criar a los hijos en valores y dedicarles el tiempo que se merecen.

Nosotros (Patricia y Martín) tenemos seis hijos, nos casamos hace 14 años y el mas grande, Pablo llego un mes antes de que cumpliéramos nuestro primer aniversario de casados, éramos muy jóvenes (y lo seguimos siendo!!) y estábamos en el medio de nuestro trabajo de tesis de doctorado en química. Nuestros compañeros de trabajo, algunos casados hacía varios años, pensaban que estábamos un poco locos, que no era el momento de nuestras vidas de tener
un hijo.

María Belén nació un año y medio después, en ese momento estábamos a punto de terminar nuestras tesis, preparándonos para comenzar una estadía post-doctoral en EEUU. El día que tomamos el avión para irnos, María cumplía dos meses de edad y era la bebé mas hermosa del mundo. En Brookings nació Ignacio, mientras Pablo y María aprendían a hablar en ingles y español.

Volvimos a nuestra Córdoba y nacieron Santi, Francisco y Juan. Mi esposo y yo seguimos trabajando en la Universidad, tenemos nuestros propios proyectos de investigación y una vida bastante agitada. En época de clases, los más grandes empiezan a salir de casa a las 7 de la mañana, y los mas chiquitos entran al jardín a las 9. Entre las 7 y media y las 9, es la hora de juegos con los pequeñitos, de tomar el desayuno juntos y llevarlos al jardín. Después de dejarlos, me voy al trabajo. Al mediodía, los "veo" por TE, me cuentan las novedades del colegio y si es posible, Martín va a casa a almorzar con ellos. Una empleada busca del jardín a los pequeños y los varones más grandes vuelven en transporte. María llega a las 5 de la tarde, y antes de tomar su merienda me hace una llamadita para contarme que llegó bien.

Llego a casa a las seis y media, no es fácil salir a caminar o hacer gimnasia, pero mientras los chiquitos juegan en una habitación, superviso las tareas de los mas grandes. Y mientras los mas grandes estudian o adelantan sus trabajos, juego con los mas chicos. Martín se encarga de hacer los transportes a las escuelas de deportes y actividades extracurriculares. Y tenemos una empleada que nos ayuda. La cena tiene su horario fijo y todas las noches terminan con la oración antes de irse a dormir, un cuento y un montón de besos para los mas chiquitos y un cafecito o un te compartido con los que ya están mas crecidos.

Yo estoy orgullosa de seguir con mi tarea, me gusta mi profesión y amo a mi familia. El educar a los niños es una tarea de ambos padres, así lo entendemos con mi esposo y cada uno le imprime su carácter. Eso si, nuestra casa no tiene el halo idílico que pintan en el articulo de la
madre perfecta, en nuestra casa hay algunos gritos, algunas peleas y retos. Pero también esta llena de risas, de abrazos y sobre todas las cosas, de amor y de entrega. Y nos divertimos muchísimo!!! Los chicos saben que mamá y papá trabajan, tienen viajes periódicos y a veces están muy ocupados. Pero también saben que ellos son lo más importante en nuestras vidas. Y nosotros sabemos que por encima de todas las dificultades, nuestro compromiso ante Dios nos mantiene firmes y unidos.

Bueno, me parece importante que den testimonio de mujeres que trabajan y se dedican a su familia, esposo e hijos. La imagen de la mamá full time, con empleada y el sacrificio de no tener su propio auto para cuidar todo el día de sus hijos no parece ser la más común en esta época en la que vivimos. En muchas familias las madres tienen que trabajar para ayudar a sostener a la familia y no por hobby o por realización personal y eso no significa que dejen de velar por su familia. A mí me parece que lo más importante para que la familia se mantenga unida y crezca en valores es el compromiso de los padres en lograr la meta final: llegar a Dios por medio de sus obras en este mundo. Este compromiso hará que sean profesionales o trabajadores conscientes, que críen a sus hijos formándolos en valores cristianos y por sobre todas las cosas, que disfruten de su familia y de su trabajo, con alegría.

Misión Familia - Twitter